Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Cañon del Rio Lobos: la belleza 'caliza'


Cañón del Rio Lobos. Unas cuantas fotos, un pequeño video y el reportaje podría escribirse a base de imágenes porque aqui, más que nunca, sobran las palabras. Cerca de Ucero y el Burgo de Osma, el pueblo soriano en el que nació el extinto Jesús Gil y Gil, se halla este maravilloso cañón que gracias a su belleza ahora en pleno realce por las lluvias caídas está mejor que nunca. Tiene 25 kilómetros de longitud y fue declarado Parque Natural en 1985. Yo que vosotros no me lo perdería. Vídeo
Aunque, en realidad, comienza en la provincia de Burgos, todo el mundo lo considera soriano porque tres cuartas partes del Cañón del Río Lobos discurren, junto al río Ucero, por esta provincia. Erosiones de millones de años han posibilitado que los visitantes podamos disfrutar de un espectáculo natural increiblemente bello. De hecho, la grieta actual de roca caliza comenzó a gestarse en el periodo Cretácico, a través de la erosión que produjo el cauce del río Lobos. Pero además del antiguo cauce del río, este Parque Natural tiene otros tres protagonistas indiscutibles: la esotérica ermita templaria de San Bartolomé, la cueva de los murciélagos y su colonia de buitres leonados que son, a la postre, los verdaderos guardianes del Cañón.
Ermita de S.Bartolomé desde la cueva de murcéilagos

El lugar tiene tres puntos de acceso por carretera: desde Hontoria del Pinar (Burgos) por la parte alta del Parque; en el Puente de los Siete Ojos (en la carretera de San Leonardo a Santa María de las Hoyas, ambas en Soria) se accede al río Lobos más o menos a la mitad de su recorrido por el Parque; y por último, en las inmediaciones de Ucero (Soria) se accede a la parte baja del Cañón, donde se presentan los paisajes más espectaculares y se concentran las zonas más visitadas. Esta última es la elegida por la mayoria de los visitantes.
El cañón y sus alrededores está preparado para hacer varias rutas de senderismo de diferente dificultad. En Ucero, en lo que era una antigua piscifactoria, se ha instalado un centro de interpretación de la naturaleza donde os pueden dar algún plano de rutas. Pero la información también puede obtenerse en Soria capital y, sobre todo, en Burgo de Osma.

La ruta más sencilla es la que sale desde la misma entrada al parque, junto al aparcamiento, y que concluye en la ermita de San Bartolomé (aunque también puedes llegar hasta al segundo aparcamiento en coche). Apenas tiene repechos y cuenta con una fuente a mitad del camino, de la que emana un agua que es una maravilla. La distancia es de unos 4 kilómetros en total y tiene dos caminos: uno que está trazado a pie del río Ucero, antes un arroyo en muchos de sus tramos, que ahora se ha convertido en río gracias a las lluvias caídas este año, por lo que no puede cruzarse; y otro que va por el mismo cañón, en parte sobre tierra y en parte sobre asfalto.Durante el recorrido, se pueden ver buenos ejemplares de pino pudio, sabinas y aromáticas y otras muchas variedades vegetales –cerca del río– y los refugios de los buitres leonados, si la ruta elegida es la que atraviesa el cañón por su parte más agreste. Además, podras ver -una vez pasada la ermita- el coqueto Colmenar de los Frailes.
El buitre leonado, guardián del Parque

Especies protegidas. Aunque no es imprescindible, llevar unos prismáticos nos ayudará a ver las crías de estas rapaces en los nidos que han habilitado sus padres en las oquedades de las rocas y las paredes verticales. En la zona también conviven ejemplares de rapaces nocturnas, como el búho real, la lechuza o el mochuelo.
Toda la zona es realmente bonita y atraviesa los municipios de San Leonardo de Yágüe, Casarejos, Santa María de las Hoyas, Herrera de Soria y Ucero, entre otros. Casi no haría falta decirlo, pero la vista es espectacular en todo el recorrido. Para los más ansiosos de ruta, una vez que se llega a la ermita y su cueva de murciélagos se puede seguir el camino muchos kilómetros más hasta el puente de los Siete Ojos. Un buen consejo es subir hasta las formaciones rocosas que están sobre la ermita y alcanzar la cima –hay varios estratos–, desde donde se ve el meandro del río y las partes del cañón en una curva de belleza indescriptible. 
Burgo de Osma
Burgo de Osma. El Burgo de Osma es el pueblo más grande de la zona y también el que dispone de mejores infraestructuras hoteleras y restaurantes. El más famoso es el Virrey, pero no es donde mejor se come, a pesar de que organizan jornadas gastronómicas que no están nada mal. La plaza mayor del Burgo es espectacular y también la calle principal –y peatonal– que lleva hasta la catedral. Cerca está Uxama, ciudad arévaca y luego romana, que fue la base para la fundación de Osma, al borde del río. También cuenta con una castillo que nadie sabe cuando se construyó, y una muralla que encierra el núcleo medieval. Fue levantada por el obispo Pedro de Montoya en el siglo XV y está coronada de almenas. Sólo se conserva intacta una de sus puertas: la de San Miguel.


MAS PISTAS
LO QUE LAS GUIAS NO DICEN 

 Aunque el acceso al parque es completamente libre, sin puertas ni vallas. Existen cuatro zonas de reserva dentro del parque donde puede estar limitado el acceso de los grupos de más de 20 personas (consulta con la Casa del Parque). En los aparcamientos de Ucero se opera un sistema de regulación de vehículos en los días de mayor afluencia de visitantes (4€ por coche). En época de crecidas como la actual (invierno-primavera) puede que encuentres algunos tramos del Cañón intransitables. La apertura de la Ermita de San Bartolomé depende del Obispado de Osma y cobran por la entrada.
Ermita de S. Bartolomé

LO QUE NO TE PUEDES PERDER 
El vuelo de las rapaces sobre el cañón y la pradera cercana a la ermita. Justo enfrente hay una pared a la que se puede subir utilizando las piedras como escalones desde la que se divisa la curva del rio y los dos cañones. Un agujero en la roca permite sentarse allí y observar el cañón en todo su esplendor. Antes de tomar el desvío al cañón del río Lobos hay una carretera que conduce hacia Casarejo y San Leonardo de Yagüe. La carretera : está llena de curvas asi que hay que conducir con mucha precaución. Una vez arriba, aparcad cerca de los miradores para ver el cañón en todo su esplendor y desde la perspectiva opuesta a la que se veía desde abajo, en la ermita.
Colmenar de los Frailes

COMER Y DORMIR
Desde un punto de vista gastronómico no dejes de probar los famosos torreznos de Soria. Los ponen en muchos lugares y son santo y seña de esta provincia, también famosa por sus setas y por la trufa, en temporada. Es posible encontrar bares y restaurantes en todos los pueblos más inmediatos al parque (Ucero, Casarejos, San Leonardo, Hontoria del Pinar, Santa María de las Hoyas) pero solo hay panaderías y tiendas en los pueblos más grandes (San Leonardo y Hontoria del Pinar).  Una de las recomendaciones, este de tipo gastronómico es hacer una para técnica para comer en el restaurante Ucero y el Balcón del Cañón (es hotel rural). Se llenan de gente muy pronto, así que conviene llegar antes de las 2 de la tarde y/o llamar. Si quieres otra opción buena y, sobre todo, muy barata el mesón Julio en Casarejos. Por el contrario, si lo que buscas es calidad de autor, entonces te recomendamos que llegues al cercano pueblo de Navaleno, al restaurante La Lobita donde la chef Elenea Lucas, con una estrella Michelin, interpreta los mejores platos tradicionales de Soria. Para dormir hay casas rurales por muchos pueblos, pero en el Burgo de Osma siempre está la opción del clasico Virrey (hotel y restaurante). Otra posibilidad en el Burgo es la Posada del Canónigo y  si quieres lujazo con Spa entonces el Castilla termal de Burgo de Osma o el hotel Rio Ucero.