Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Asgaya: un asturiano con (muchas) aspiraciones

el coqueto salón del restaurante
Esperando 'La Charca'

Podría decirse que el restaurante  Asgaya es la versión, en cocina de autor, del Hórreo Asturiano. Pero es que, además, dentro de poco tendrá un nuevo ‘hermano, 'La Charca', un gastrobar que el propietario de estos restaurantes va a inaugurar en la zona de plaza de España de Madrid. Habrá que esperar a ver cuál es el enfoque del nuevo local, que parece unirá también la coctelería a las tapas, y que dirigirá Oscar Vila, un experto en estas lides. ya que estuvo con anterioridad en el 76 de Rosales.

la velas le dan intimidad
Pero volviendo al Asgaya, lo primero que llama la atención es la decoración del local que ofrece un ambiente intimista gracias a la  piedra india que imita a la madera y las velas repartidas por las paredes.Bonito y entrañable, es un lugar que invita a la conversación cara a cara mientras se degustan sus platos. Y es que se nota que la propiedad ha echado el resto en dejar un local 'niquelao'. Tiene dos plantas, con reservados en la inferior.También dispone de terraza, no tan espectacular como el interior, pero que tiene la ventaja de estar en una calle peatonal a salvo, casi, del humo de los coches del barrio de Chamartin, zona de Cuzco, cercano a la plaza de Castilla de Madrid, que es donde esta ubicado.
la terraza 
El restaurante fue asesorado en sus inicios por el chef Andres Madrigal, ahora en Panamá, pero aún quedan algunos platos suyos en carta, como las sardinas ahumadas y asadas con hierbas silvestres que se calientan con soplete antes de servir, el mejor y más elaborado plato de los que probamos. También tiene una carta de vinos espectacular donde se nota la mano de la jefa de sala y sumiller, María José Jurado, antes en el restaurante Puerta 57  y Cabo Mayor, entre otros. De la cocina se ocupa el chef Koldo San Martín, curtido en lugares como Castellana 179 o Cuenllas, pero no estaba el día que fuimos a cenar, y se notó en la ejecución de algún plato como el de las cocochas de merluza, ricas, pero desmerecidas porque estaban sepultadas en pil pil.
La maravillosa crema fría de patatas
Todo lo contrario que la espectacular crema fría de patatas y bacon, trufas de primavera y torreznos donde se notaba la intensidad de una trufa siempre agradecida con este plato, y la sublime textura de una corteza de cerdo exquisita, La Esqueixada de bacalao con sus chips y el toque de gamoneu resultó de lo más normal, sin emoción.. 
Y es en este punto donde surgen las mayores dudas sobre la carta, puesto que el local de al lado no es otro que el Hórreo Asturiano, también propiedad de Manuel Fernández .Vamos, que están pared con pared. Por eso si Asgaya quiere diferenciarse del Hórreo no debería repetir ningún plato que esté en el otro restaurante, ya que el comensal se preguntaría (alguno ya se lo pregunta) porqué va a pagar mas por un plato que ya existe en el Hórreo a un precio menor. 
Sardinas ahumadas 'herencia' de Madrigal
Volviendo a la carta, otra de las elaboraciones que degustamos fueron los lomos de bonito del norte con salsa de tomates natural y salteado de ibéricos que con una materia prima más que interesante (como todas las que se sirven) y riquísimo, también adolecía de un exceso de salsa (no fue el día de las salsas)
Cocochas
Eso sí. las  raciones son abundantes, como se corresponde con la traducción de asgaya (bable) al castellano, por lo que es mejor 'ser de buen comer'. En cuanto al ticket medio, se va tranquilamente a los 50 euros por persona. En carta, aunque no las probamos, también tienen esa deliciosas habitas, las verdinas casi viudas, como en Cudillero,mejillones y berberechos; unos sugerentes huevos rotos al cabrales, con puerros y cebollitas sobre crujiente de fariñes; el rodaballo en trancha al horno, espuma de papas, wakame y ajada, que
Lomos de bonito
también llamaba la atención y entre la carne los cachopos (una especie de san jacobos de una sola cara) de solomillo al cabrales estilo Allande y el solomillo de vaca hecho en sartén con terrina de patata y bacon.
La tarta de manzana del postre (tipo tatín) es casi obligada  -hay que pedirla con 25 minutos de antelación- y llega con helado de vainilla, como manda la tradición. Está deliciosa y crujiente, y cumple ampliamente con las expectativas.
Tarta de manzana
En resumen, un restaurante precioso, de cocina correcta y platos abundantes, con una carta de vinos más que aceptable que hará las delicias de los incondicionales, y en el que no tendremos más remedio que repetir para ver a Koldo en directo.
Asgaya. c/ Doctor Fleming 52. Madrid. Telf. 91 353 05 87. www.restauranteasgaya.com