Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Andorra: un paseo por las nubes



 
Pal y Sant Climent, cerca de la Massana
 Adiós a los esquíes, hola las bicicletas

Cuando la temporada de esquí está dando sus últimas alegrías, los lugares que tienen a este deporte como principal fuente de ingresos durante el invierno, como Andorra, se preparan para la temporada de verano. Es el caso del país de los Pirineos, como dicen ellos mismos en sus eslóganes turísticos, que cambia su manto blanco (este año más que nunca porque ha habido espesores de nieve de 3 metros) por la naturaleza y el verde exuberante.

De manera que, dicho de otro modo, las tablas de esquí y snow dejan paso – y se ve en el cambio de escaparate de las tiendas de deporte como Pic Negre, por ejemplo- a las bicicletas de montaña, los caballos, la botas de senderismo o los palos de golf. Porque en Andorra siempre hay algo que hacer y, salvo mar, lo tiene de todo.
Sant Joan de Caselles
La mayoría de las actividades (a excepción de Naturlandia) se concentran en las cercanías de las estaciones de esquí de Vallnord y GrandValira, que en primavera y verano se visten de aire puro, vistas espectaculares y entorno ideal; vamos que hacer ecoturismo es casi obligado.
Dentro de las recomendaciones de visitas que se pueden hacer están sin duda las iglesias románicas que salpican todo el país. Recomendamos, por ejemplo, la visita a Sant Joan de Caselles (s. XI y XII), cerca de Canillo, con un precioso campanario lombardo,  Sant Romá de Les Bons (s.XII), ya cerca de Andorra y su torre de defensa; Sant Miquel, en la ruta que va hasta el lago de Engolasters; Sant Martí de la Cortinada, en Ordino (precioso pueblo, por cierto) y Sant Climent de Pal, en el pueblo de Pal, al lado de la Massana.
En Andorra las distancias son cortas, pero muchas de las carreteras son endiabladas y llenas de curvas, por lo que se puede tardar bastante en cualquier trayecto . Y eso que desde la esperada inauguración del túnel que une Encamp con La Massana (y por el que, curiosamente, casi no circulan coches) se ahorra mucho tiempo.
Vista de Andorra




Asimismo, también es interesante acercarse hasta el santuario de Nostra Senyora de Meritxell (patrona de Andorra), arrasada por el fuego (algunos dicen que provocado)  y reconstruida, no sin polémica, por el arquitecto Ricardo Bofill en 1976….que nunca la terminó (se supone que por falta de presupuesto).
Ntra.Sra. de Meritxell

Si eres aficionado a la BTT, Andorra dispone de tres parques naturales: Valle del Madriu-Perafita –patrimonio de la humanidad- Sorteny y Comapedrosa, éste último con el pico más alto (2.942 m). Los principales atractivos de estos espacios son su imponente paisaje de alta montaña, así como los lagos, las cascadas y las fuentes. Pero si con esto no os habéis quedado satisfechos, podeis desplazaros hasta el Canillo (con puentes colgantes de madera), Encamp u Ordino, por poner sólo unos ejemplos.


Sant Miquel
Para los que quieran algo más tranquilo, pero sin perder de vista la naturaleza, es recomendable ir hasta el lago de Engolasters. Se puede acceder en coche hasta casi el borde del lago y, allí, hacer una ruta circular por el mismo o adentrase en el monte por los caminos escoltados de pino negro. También se puede hacer un recorrido en bicicleta por el circuito que hay entre los árboles, al lado del restaurante que está en el aparcamiento.  



Y es que los amantes de la bicicleta de montaña –expertos y aficionados- tienen aquí su paraíso. Si no llevas bici, no te preocupes, las alquilan….o te compras una allí mismo. También puedes jugar al golf en Soldeu , a 2.250 m. de altitud, en el campo más alto de Europa (dispone de nueve hoyos par 33 y 16 hectáreas de extensión) o incluso realizar submarinismo en alguno de sus muchos lagos, paseos en patinete o piragua sobre las aguas cristalinas del lago d’El Forn.
circuito de BTT Engolaster
Parece que Andorra fue fundada por Carlomagno en el año 805 en reconocimiento a la ayuda prestada por sus habitantes a los sarracenos, pero lo que nadie duda es de que tiene un pasado eclesiástico importante, tal vez por su cercanía a Urgel y su obispado. Hoy, de hecho, Andorra está dividida en siete parroquias (o barrios) que se extienden por el valle y la montaña o que buscan acomodo al otro lado de ella.
¿Exhaustos? Pues aún hay más oferta. Por ejemplo, el Tobotronc que es el tobogán más largo del mundo. Si llueve no se utiliza por seguridad, pero, de lo contrario, se puede bajar a casi 35 km/h durante su mas de 5 km. de recorrido. Hay gente que sube y no quiere repetir (vas metido en una especie de trineo), porque, aunque tiene frenos que se accionan a mano, no puedes frenar mucho porque el que viene detrás te va ganando terreno poco a poco. Pero si disfrutas bajando a toda pastilla como yo, el Tobotronc es como una droga: bajas una, y otra y otra…cada vez mas rápido. Para acceder a él debes ir hasta Naturlandia, en Sant Julia, si vienes de la península, a la entrada de Andorra y si te vas, a la salida del país.
Tobotronc
Y después de tanto ajetreo, seguro que apetece un paseito a comprar (aún hay herramientas, alimentación y, a veces, perfumes, en los que se pueden encontrar ofertas) o, mucho mejor aún, acercarte hasta Caldea. Este complejo termolúdico es ideal para relajarse tras un día agotador. Es el más grande de Europa y lleva años satisfaciendo a todo el que lo visita. Existen dos tipos de acceso, uno vip, un poco más caro, situado en la parte superior del edificio que cuenta con una oferta mayor y la comodidad de contar con albornoz, zapatillas y demás, y la entrada ‘normal’, que es igual de apetecible, aunque un poco más incómoda, ya que no está resuelto el tema de las duchas y las taquillas. Si vas a esta parte del balneario lleva toalla y/o albornoz, porque de lo contrario irás descalzo y en bañador a todos lados.

Añadir leyenda
Pero renovarse o morir, así que ahora Caldea cuenta con un nuevo espacio: la sorprendente, innovadora y exclusiva propuesta de Inúu, el nuevo centro wellness anexo a centro termolúdico. Dispone de una espectacular área de tratamientos que ocupa una superficie 2.180m² en la que se encuentran 16 cabinas, un private wellness y diferentes espacios de relajación (Ú lounge). Las cabinas están distribuidas en cuatro pétalos temáticos: agua termal, sensación, oriental y belleza. Cada pétalo dispone a su vez de cuatro cabinas equipadas según la temática. Los tratamientos son personalizados ya que a la entrada el cliente mantiene una entrevista con un asesor termal para planificar conjuntamente la estancia, en función del tiempo disponible y de la temática escogida.

Además del área de tratamientos, Inúu dispone de espacios termales interiores y exteriores con multitud de surtidores y cuellos de cisne, camas de burbujas, sauna, hammam, cabina de sal, duchas con chorros a diferentes presiones, espacios de relajación con camas de agua, hamacas, bancos y paredes calientes para distensión y relajación muscular….una gozada que no te debes perder.

Inuú, el nuevo espacio termal de Caldea

MAS PISTAS

LO QUE LAS GUÍAS NO DICEN:

Los amantes de la bicicleta de montaña disfrutarán en Vallnord de increíbles circuitos por las pistas de esquí, a las que se accede a través de remontes y elevadores, todo un reto para los más intrépidos. Aquellos que se están iniciando en el mundo del golf, podrán mejorar su técnica en los Pitch &Putt andorranos.
Por ejemplo en el pueblo de Xixerella (La Massana) se encuentra El Torrent que dispone de un precioso campo que sigue el curso del río con 18 hoyos. En cuanto a las compras ya casi no son ventajosas, así que ve con cuidado porque es posible que en tu ciudad de origen sea más barato, a no ser que quieras comprar tabaco.
plano de las ermitas


PARA NO PERDERSE:

Las vistas de Andorra desde la carretera que lleva a Engolaster y desde la torre de defensa de Les Bons. La ermita de Sant Joan de Caselles, en Canillo, y Sant Miquel. Al menos una bajada espectacular en el Tobotronc entre árboles y paisaje alpino. La subida hasta la cumbre para lanzarse por la montaña dura nada menos que 12 minutos. También recomiendo un tratamiento termal en Inuú el nuevo espacio termolúdico de Caldea.

Borda Estevet
No os vendría mal un ágape en el Roc de les Bruixes, en las pistas de Canillo, donde se sirve cocina con toques andorranos, franceses y pirenaicos a 2.000 m de altura, y al que se accede por un funicular que se utiliza exclusivamente para remontar a los clientes hasta el restaurante, ni tampoco deberíais desestimar la opción de una buena parrillada de Carne o el típico Trinxat (col, patata y panceta) en la Borda Estevet. Una pasada.



COMER Y DORMIR:

Lo típico de Andorra es comer en una borda; una especie de casa rural típica del país. En algunas de ellas se secaba tabaco y por eso cuentan con una especie de altillo donde dormían los payeses. En el menú no faltarán las carnes y quesos, el trinxat (el único producto autóctono de Andorra), ni tampoco las cocas de chocolate. Hay muchas bordas, pero yo me quedo con la Borda Estevet, con la comodidad de estar en Andorra y no tener que pasarlo mal en las curvas de la carretera mientras haces la digestión. 
Postre XXL de borda Estevet
Además, esta borda es preciosa y ponen unos platos tamaño XXL para están para chuparse los dedos. En cuanto a los hoteles, los hay estupendos y situados estratégicamente, dependiendo de lo que quieras hacer. Si vas a la zona de Arinsal, el Princesa Parc puede ser una buena opción, muy cerca de los remontes para subir al sector de Vallnord en bici. En Andorra ciudad uno de los más lujosos y céntricos es el Plaza está en el corazón de la ciudad. Otra opción estupenda es el Rutllan en La Massana. 
Pero si quieres algo realmente espectacular tu hotel es el Grau Roig a 2100 metros de altitud, donde se acaba la carretera. Es un hotel boutique de 42 habitaciones –un refugio de montaña de diseño- que posee Spa, servicio de guardería y guías con los que contratar una ruta en 4x4, senderismo o hacer mountain bike . De los tres restaurantes de que consta, la joya es el Teatro del Vino: un espacio reducido para 10 o 12 personas, donde puedes disfrutar de una cena degustación con cata. Además, también cuentan con un un restaurante idílico, la Vaquería.