Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Vallnord, cuando la estación de esquí es el destino














Diversión tranquila o con adrenalina, tu decides

¿Te imaginas una pista megaverde de 8 km. de longitud en la que poder aprender a esquiar sin problemas? o, si eres experto ¿poder lanzarte desde un helicóptero para saltar a la pista o subirte en un trineo tirado con perros, en un poni o una bici? pues estas son parte de las actividades que ofrecen los tres sectores que componen la estación de Vallnord: Arinsal, Arcalís y Pal, en Andorra.


La nueva temporada de invierno está a punto de comenzar, aunque muchas estaciones de esquí, tanto en España como en Andorra siguen valorando si hacerlo el próximo sábado 26 o esperar al fin de semana siguiente para que la innivación , natural o artificial, deje pistas de mayor calidad.


En todo caso, sea esta semana o la siguiente, Vallnord, en Andorra, se ha convertido en una referencia internacional de la nieve y la montaña. La estación se divide en tres sectores (Arcalis, Arinsal y Pal) y ahora están inmersos en distintos programas para la fidelización del cliente que se sirve de las nuevas tecnologías para, por ejemplo, contratar gran parte de sus servicios online, ahorrando tiempo de espera en pistas, o la implantación de una red de wifi abierta en Arcalís. Otro ejemplo de éstas, es el nuevo servicio Vallnord smile, donde monitores identificados resolverán las dudas de los esquiadores a pie de pista. Precisamente, hace un par de días tuvo lugar en Madrid la presentación del 7º Congreso Mundial de Nieve y Montaña que se va a celebrar el próximo abril en La Massana, y va a tratar sobre cómo aplicar la gestión 2.0 a las estaciones de esquí.


Otras de las atracciones en Vallnord, (http://www.vallnord.com/ ) es la citada pista Megaverde, para esquiadores debutantes, de nada menos que 8 km. de longitud. La salida se sitúa en las Portelles (2.552 metros) y la llegada en el Hortell (1.940 metros) e incluye un trazado por las pistas del Túnel, Els Orris, La Basera y el Pont. Para los que gustan de hacer cabriolas en el aire, este mismo sector cuenta con un woodpark en el bosque del Hortell, con una docena de módulos naturales y artificiales. En el sector de Arinsal, el que queda al lado del hotel Princesa Parc que comenté en el post anterior a este, se ha modificado la zona para debutantes y cuenta con una nueva cafetería-terraza para proporcionar relax para los esquiadores. Finalmente , en la zona de Pal lo más novedoso es un área de actividades en la zona de la Caubella, con un acceso directo desde el telecabina de la Massana, en el que hay desde un circuito de Mushing (perros con trineo) a los paseos en ponis para los más pequeños y el Laser Combat, la revolución del Paintball tradicional que sustituye las bolas de pintura por la tecnología laser.


CALDEA
Pero no todo va a ser esquiar. Si hay nieve, como si no, aparte de excursiones de montaña, una de las joyas de Andorra sigue siendo el balneario spa de Caldea. (http://www.caldea.com/ ) Este centro termal, que es el más grande del sur de Europa, tiene una oferta variadísima desde el baño de pomelos, en su zona vip, pasando por las tazas de hidromasaje, a jacuzzis interior y exterior, baños turco…; es decir, de todo, pero a mi hay dos cosas que son las que más me llaman la atención. Por un lado, la salida al exterior a través de una especie de ríos –arroyo de corriente, lo llaman-, que te permiten estar en bañador, sumergido en al agua y al lado de la nieve, de día y, sobre todo, de noche ¡qué sensación! Y, por otro, el espectáculo, de luz y sonido (mondaigua, se llama), que, diseñado por el grupo Comediants, se realiza cada cierto tiempo (hay que consultar horario de pases) en su Gran Laguna Interior (los hay en versión corta y versión larga). No os lo perdáis, es algo espectacular, y se ven desde dentro de la propia piscina de agua termal que está entre 32 y 34 º centígrados.


TOBOTRONC
Otra de las atracciones del país de los Pirineos, como reza el slogan de Andorra, es el Tobotronc: el tobogán de naturaleza más largo del mundo, con 5,3 km de recorrido. (www.naturlandia.ad ) El asunto está claro: se trata de bajar en una especie un trineo biplaza que va sujeto a unos railes. El pasajero de atrás es el que se encarga, como en un trineo de nieve, de ir frenando para controlar la velocidad del artefacto. El viaje comienza en el mismo trineo con un cable que tira de ti por la montaña hasta llegar a la cima. Una vez allí, se cambia de montura a otro trineo de bajada, y comienza la aventura entre giros y árboles. La primera bajada se hace con un poco de prevención –algunos dirán miedo-, (se baja a 35 km/h) por eso os recomiendo repetir porque es en la segunda bajada cuando le sacas todo el rendimiento al subidón de adrenalina. Si nieva o llueve, la instalación de cierra por precaución. Pero el tobotronc no es el único atractivo, ya que éste forma parte de un parque llamado Naturlandia donde también se puede hacer esquí de fondo, viajar en un quad, hacer patinaje sobre hielo patinaje sobre hielo, caminar con raquetas de nieve y prácticamente todo lo que se te ocurra.


MAS PISTAS

PARA NO PERDERSE
Podría hacer sólo una línea de este apartado, porque yo diría que no deberías perderte nada. Saltar desde un helicóptero para volar sobre las pistas de esquí, bajar por una montaña en una biclicleta con patines, sentir la emoción de un trineo tirado por perros o probar la potencia de una moto de 94 caballos rugiendo entre valles nevados. Todo pura adrenalina. Pero, sobre todo, yo no me perdería Caldea y una visita a Naturlandia para probar el Tobotronc.


LO QUE LAS GUIAS NO DICEN
El municipio de La Massana tiene el honor de Albergar el Parque Natural del Comapedrosa, uno de los enclaves naturales mas bellos de Andorra y su máxima altitud (2.942 metros). Si puedes haz una excursión para disfrutar de sus lagos, cascadas y fuentes. Otro punto de interés es visitar alguno de sus pueblos románicos, como el de Pal, aunque hay muchos y variados…y alguno de sus iglesias, incluso la polémica catedral de Nuestra Señora de Meritxell, patrona de Andorra. Las más chulas son las de Sant Joan de Caselles (s. XI y XII), con un precioso campanario lombardo y Les Bons (s.XII) y su torre de defensa. Para hacer senderismo, si la nieve lo permite, el Canillo (con puentes colgantes demadera), Encamp y Ordino, por poner sólo unos ejemplos.


COMER
En Andorra abundan las Bordas (traducido cabañas) donde ofrecen la comida típica de los Pirineos. Uno de sus latos típicos es el Trinxat y está compuesto por coles (en Andorra son autóctonas), patata y tocino (bacon). Las versiones más modernas de este plato incorporan también otros embutidos como el chorizo y ponen como base una tortilla de huevos.