Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Cáceres y Los Barruecos, las cosas como son












Monumentos (en la ciudad y en el campo) para un largo puente

Hay dos cosas que llaman la atención del campo cacereño: que sea tan verde y que, a pesar de ser famoso por las chacinas, no se vea un sólo cerdo por sus campos plagados de encinas. La idea del viaje debe ser visitar Cáceres, y, desde allí desplazarse a visitar la zona de los Barruecos, en el pueblo de Malpartida (a unos pocos kilómetros por la carretera que lleva a Portugal). Si vamos por la tarde podremos asistir en directo a un espectáculo inigualable: el atardecer entre nidos de cigüeñas y caballos libres, todo eso aderezado con unas lagunas cristalinas, misteriosas y extraordinarias. El paisaje es tan bonito que te puedes quedar mucho tiempo sin hacer otra cosa que mirar.

Dentro de este paraje natural, además, está el museo Vostell, (http://www.museovostell.org/) una alegría para los sentidos. Lo encontrarás una vez que atravieses el pueblo de lado a lado. El recinto fue fundado en octubre de 1976 por Wolf Vostell, artista hispano-alemán vinculado a Extremadura desde 1958. Y su colección no deja indiferente a nadie gracias a la expresión técnica de las piezas que hay del Dé-coll/age y del movimiento Fluxus. El museo es raro, raro, raro…que diría el ínclito padre de Julio Iglesias, pero si abres tu mente, verás y oirás cosas sorprendentes. Incluso, la ubicación del museo, en el antiguo secadero de lana, es especial, tiene un gran encanto y yo que tu no me lo perdería. En todo caso, la entrada cuesta sólo dos euros, de manera que si no te gusta lo que ves, no te habrás arruinado.

En cuanto a Cáceres, es una ciudad monumental en todos los sentidos. Por eso lo mejor es recorrer sus calles sin rumbo fijo, aunque tomando como punto de partida o llegada la Plaza Mayor, o simplemente dejándose aconsejar por la oficina de turismo. Y es que el casco antiguo constituye un privilegiado conjunto monumental único en España. Su recinto amurallado -muy bien conservado-contiene alguno de los edificios de arquitectura civil y religiosa más importantes del Renacimiento español. Todo el conjunto data de finales del siglo XIV, aunque sufrió reformas, ampliaciones y nuevas construcciones durante los siglos XV y XVI.

Yo os propogo este recorrido por orden: 1.- Casa de Sánchez-Paredes; 2.-Palacio de las Veletas; 3.- Ermita de San Antonio; 4.- Casa de los Becerra; 5.-Iglesia Concatedral de Sta. María; 6.- Palacio y Torre de Carvajal; 7.-Torre de Bujaco; 8.-Torre de la Hierba, y 9.- Torre del Horno.

Otros lugares que debeis visitar son la Cueva de Maltravieso, en la que se encuentran los restos de los primeros asentamientos humanos del Paleolítico Superior, y que está situada en el parque de Maltravieso y junto al Centro de Interpretación donde se puede ver una reproducción (la cueva no se puede visitar), y las ruinas romanas del campamento de Cáceres el Viejo, sus murallas árabes y el segundo mayor aljibe del mundo (en la foto 3) que se conserva en el museo de la ciudad. Por suerte, salvo en contados edificios (religiosos), la entrada es gratis en casi todos.
Sin embargo, para haceros una idea de lo que fue la ciudad, lo más indicado quizás sea que visiteis el museo de Cáceres, con sus catorce salas.De la 1 a la 5, arqueología; de la 6 a la 8, arqueología y aljibe; de la 9 a la 14, etnografía, y de la 15 a la 17, la sección de bellas artes.

MAS PISTAS
LO QUE LAS GUÍAS NO DICEN
Cáceres es ciudad estudiantil por excelencia y tiene su meca en ‘la mezquita’, referente de la música electrónica en España. Además, hay mucha marcha por los aledaños de las calles Adarve y Postigo. Pero si viajas en familia, también hay lugar para los peques. Por ejemplo, el museo Vostel. Si decides ir, lleva algo de ropa de abrigo porque refresca por la tarde. Para localizar la zona en Malpartida hay que tener cuidado porque está mal señalizada. Busca la dirección a los Barruecos y al llegar a la mitad del pueblo gira a la izquierda, hasta llegar a una carretera estrecha. Fuera del museo, busca la piedra forrada de platos que le guiará hasta el coche empotrado en una piedra. No te arrepentirás.

PARA NO PERDERSE
Llegar hasta las plazas de San Mateo y la de las Veletas (allí está el museo de la ciudad) y luego continuar por la cuesta de la compañía hasta alcanzar la plaza Santa María y de allí a la Plaza Mayor. Un paseo por el barrio judío. En cuanto al Museo Vostell-Malpartida, se encuentra situado a 14 km de Cáceres, por la N521 en dirección a Portugal. Tampoco debeis perderos los cercanas Trujillo y el Parque Nacional de Monfragüe y el salto del gitano. (quedan para otro post).o

COMER Y DORMIR
Una opción es el hotel NH Palacio de Oquendo (antes Meliá), que está muy bien (algo ruidoso porque está cerca de los bares de copas), pero, si no te importa alejarte un poco del centro, la elección debería ser el hotel Fontecruz Palacio de los Arenales (en la misma carretera a Malpartida. www.fontecruzhoteles.com/hotel-fontecruz-caceres ). Tiene Spa y es espectacular. También hay establecimientos rurales cercanos como el Castillo de las Seguras y la Dehesa Peña Horcada, más que aceptables. En cuanto a dónde comer está el clásico Figón de Eustaquio, correcto y con menú del día; la Tahona, un poco más caro y, sobre todo, El Asador, con buen nivel de calidad- precio. Además, siempre quedará el restaurante Atrio, regentado por el chef Toño Pérez, dos estrellas Michelin, que ahora también es hotel boutique.(http://www.restauranteatrio.com/).