Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Virú se apunta a la moda del gastrobar
















Quri, lo nuevo en raciones a la peruana




Parece una moda, pero, en realidad es una nueva forma de negocio, ya que los restaurantes están ofreciendo otros servicios, aparte del menú de carta, como son las tapas y media raciones, para captar a ese grupo de clientes que quiere tomar algo de forma más informal, entre horas o que tiene un presupuesto menor. Este es el caso de Virú, el restaurante inaugurado a finales de año pasado por el chef Kiko Zeballos y que acaba de poner en marcha, en el piso superior, su nuevo gastrobar Quri.

Allí, el chef peruano apuesta por las raciones frías y calientes acompañadas por una cuidada carta de Piscos, la bebida nacional de este país. El local, tiene una capacidad para unas 25 personas que se distribuirán en mesas con camino. El Quri (oro en la lengua de los indígenas peruanos), abrirá por las noches de martes a sábado y tendrá un precio medio de 25 a 30 euros.

Aparte de esta nueva línea de negocio, la cocina de Virú y su chef Zeballos (algunos la llaman novoandina) es un digno representante de la vanguardia peruanaen España. Tras liderar los fogones de Astrid y Gastón, Zeballos ejecuta este amalgama de platos y productos de forma correcta y algunos de ellos, como el ceviche de corvina, el pulpo a la parrilla e incluso el tiradito de atún, son espectaculares.

Virú es la capital de uno de los departamentos que hay al norte de Perú y está a uno 500 km. de la ciudad donde nació Zeballos, Sullana. Y es que la elección de este nombre para su restaurante representa amor y respeto a su tierra, que complementa ofreciendo materia prima de la mejor calidad. Eso es algo a lo que no quiere renunciar ni en el gastrobar, donde los precios serán un poco mas contenidos que en el restaurante, pero sin que esto redunde en una merma de calidad.

El restaurante, aparte de la carta, también dispone de un menú degustación compuesto por ceviche de corvina con pulpo, causa de piquillo (rellena con pollo crujiente marinado y servida con salsa cremosa), cocochas de merluza a la plancha, carrillera de cerdo ibérico y para terminar sorbete cítrico (40 euros por persona).




El servicio de sala es amable y profesional, aunque se echa en falta una carta de vinos que el chef no ofrece de entrada, a no ser que lo pidas, porque su bebida es el Pisco…con todo. Algunos ejemplos son los del Pisco Sour (Pisco acholado, lima fresca y sirope), Chilcano de Pisco (Pisco acholado, angostura y Ginger ale) y Algarrobina (Pisco acholado, algarrobina, leche, licor de cacao y sirope).




Por eso, si quieres probar cocina peruana esta es sin duda una gran opción y ahora que han inagurado su gastrobar ya no te quedará ninguna excusa para no ir. Su competencia, Astrid y Gastón también va a inaugurar otro gastrobar en breve que se llamará el Huarique.

Virú. calle Claudio Coello Nº, 116. 28006 Telf. 915 617 771. www.restauranteviru.com