Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Cheese Bar , un restaurante que 'está como un queso'













El primer restaurante especializado en queso de Madrid

Una agradable sorpresa. Esa es la sensación que se tiene al entrar en el casi recién inaugurado Cheese Bar que la firma Poncelet ha inaugurado en Madrid. Y digo sorpresa, porque la austeridad de la fachada en la calle José Abascal, muy cerca de la glorieta de Gregorio Marañón, no presagia el encanto y la exuberancia que se aprecia en su interior. (Si está hecho aposta, no he dicho nada, pero si no es así, yo diría que hay que solucionar y rápido este asunto dotándola de más visibilidad).

Por eso, desde el punto de vista arquitectónico, este restaurante es como un Iceberg, ya que la parte más importante no se aprecia a simple vista. Incluso la barra que hay a la entrada no da pistas acerca de lo que viene después de atravesar una especie de pasillo con mesas bajas: un espacio espectacular con varios ambientes distintos y una decoración tan acertada como preciosista y que, sólo por eso, ya merece la pena conocer.

Dividido en dos plantas, la superior alberga la biblioteca y la inferior, aparte de la cava de quesos -diseñada en forma de diamante, para que el producto se vea desde cualquier lado- hay dos barras, una cercana al acceso principal y otra al fondo, para quienes prefieran algo más informal. El resto de la planta se distribuye en dos ambientes: una mesa comunal para que, al estilo nórdico, el comensal comparta su experiencia con otras personas (sólo tiene una pega, y es que quien está en la parte del larguísimo sofá, tiene dificultades para salir…al baño, por ejemplo) y una zona de mesas redondas que otorga mayor privacidad, más un pequeño reservado. El restaurante ha sido diseñado por el estudio de Gabriel Corchero y combina elementos modernos con otros inspirados en la naturaleza. Espectacular el jardín vertical interior –primero que se instala en Madrid- de unos 30 metros cuadrados y con más de 1.000 plantas- que está literalmente pegado a una de las paredes.

Pero es que, además, la oferta gastronómica (con y sin queso) es tan acertada y variada que el fondo no desmerece a la forma. Por eso, el objetivos de Poncelet de crear un innovador concepto de restaurante llamado a ser un referente de la cultura del queso, al menos en España, tiene visos de poder cumplirse.

Obviamente, y aunque hay platos sin queso para quienes no son fans de este preciado manjar, el Cheese Bar es un auténtico deleite para los aficionados a él. Su carta dispone de más de 140 variedades, procedentes de las 17 comunidades autónomas españolas y de ocho países europeos. También hay un buen número de lácteos especialmente pensados para el desayuno (está abierto ininterrumpidamente desde las 8,30 de la mañana) como yogures, requesones, quesos frescos, recuit, mato y cuajadas.

En la carta de quesos, cada producto dispone de una ficha con información sobre su origen, características, sabor, proceso de elaboración, tipo de leche, etc. y el corte de los quesos se hace de cara al público. Sin embargo, con el fin de no liarnos a la hora de elegir, el restaurante dispone de tablas ya establecidas que cambian periódicamente, con selecciones de quesos por temporada, origen, variedades…y sus acompañamientos dulces y salados en forma de chutneys o mermeladas, por ejemplo.

Luego dispone de otra carta, digamos general, más de restaurante, con sus entradas y platos principales también acompañadas de distintos quesos, junto a la tradicional tartiflette, de origen francés, así como diferentes fondues o raclettes. Para los que no les gusta o no pueden comer queso, además, se han incluido en la carta algunos platos denominados “Anti-quesos”.

La carta de vinos es limitada en cuanto a los tintos, aunque está adaptada a la oferta de quesos. Sin embargo, hay mayoría de vinos blancos y dulces. El restaurante cuenta además con Joaquín Felipe –jefe de cocina de los hoteles Villa Real y Urban- que se ocupa del asesoramiento gastronómico y de Abel Valverde -Santceloni- como asesor de sala.


Cheese Bar. C/ José Abascal, 61. Madrid. Telf. 91 399 25 50 . http://www.ponceletcheesebar.es/