Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Arzuaga, todo en uno sin ir más lejos












Planes para uno, dos, tres ...o diez


¿Eres un single-Wine? O, lo que es lo mismo, ¿te gusta la cultura del vino y no tienes nadie con quien compartir esa inquietud? No te preocupes, el hotel Spa Arzuaga tiene la solución porque organizan, de cuando en cuando, fines de semana especiales para que no te quedes descolocado/a.

Pero no sólo eso, porque en este hotel propiedad de una familia que tiene el vino como negocio, los Arzuaga, puedes hacer casi cualquier cosa; desde celebrar allí cualquier evento, a pasar un fin de semana en medio de la Ribera del Duero o, sencillamente, ir a desconectar y a descansar en su Spa.

De entrada, elijas lo que elijas, vas a disfrutar. Hay un paquete que incluye la visita a la finca de 'la Planta', cerca del pueblo de Quintanilla de Onésimo, que aloja a una reserva de ciervos y jabalíes (unos 1.200), además de espléndidos viñedos, sin olvidarse de la encina milenaria, una pasada. Si vas, te dirán que te abraces a ella para cargarte de energía...y no pierdes nada con hacerlo.

Luego se puede recorrer la bodega, que no tiene nada de particular si ya se han visto otras, pero las explicaciones del guía, Jesús, son claras y aleccionadoras sobre cómo se produce el vino y que significa pertenecer a la D.O. Ribera del Duero. Arzuaga elabora alredor de un millón de litros de vino al año, y la D.O. obliga a producir un máximo de viñas por hectárea. Por eso, esta bodega compra a otras de la zona aproximadamente un 20 por ciento de su producción de uvas. Por obligación, se utilizan principalmente uvas de la variedad Tempranillo, aunque también Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah, uvas que junto a Garnacha y Albillo. Eso sí, un 90 por ciento de la uva empleada en la elaboración del tino debe ser Tempranillo a la que luego se puede unir cualquiera de las otras hasta un total del 10 por ciento. Por ejemplo el Arzuaga crianza , que ha pasado al menos 12 meses en barrica y 3 años en bodega. se compone en un 90 por ciento de Tempranillo, un 7 por ciento de Cabernet y un 3 por ciento de Merlot.

Pero como hay que diversificar, esta bodega castellana también se ha lanzado a la difícil misión de fabricar un vino joven, de cosecha, Ribera del Duero. El logro se ha bautizado con el nombre de 'La planta' un cosecha con 6 meses en barrica que sabe a gloria, sobre todo, si se prueba antes que el Pago Florentino, el primer vino que elaboran los Arzuaga en su finca La Solana, sita en la provincia de Toledo, donde la familia produce aceites de oliva desde el año 1997.

Las habitaciones del hotel (una parte clásica y otra moderna) tienen vistas al viñedo y las camas son extragrandes. El hotel dispone de de 58 habitaciones dobles, 26 ejecutivas, 7 Junior Suites, 3 Suites con salón, 1 Suite Premier y una Gran Suite Arzuaga con 265 metros y 33 de terraza con vistas panorámicas sobre la Ribera del Duero.

Otro de los atractivos de esta escapada sin duda están en disfrutar de su Spa donde realizan los mas variopintos tratamientos; desde el circuito clásico (saunas, jacuzzis, etc) hasta ofertas más específicas como el murmullo del agua, un tratamiento dedicado a rituales de talasoterapia mediante el empleo de algas marinas; la serenidad del ‘nuvOla’, que es como sentir la ingravidez del vientre materno, mientras te envuelven en cremas aromáticas; y un brindis para dos, un jacuzzi de vinoterapia para disfrutar en pareja, bañándose entre los antoxidantes polifenoles y resveratrol extraidos de los hollejos de la uva viñedos.


No te lo aseguran pero el entorno de encinas, sabinas y pino mediterráneo en el corazón de Valladolid y rodeado por un inigualable paisaje de viñedos, te permitirán dormir 11 horas seguidas ‘sin despeinarte’. Por eso digo: desconectar , relajarse y disfrutar. No hay otra misión.
En mi opinión en esta oferta tan completa, sólo le faltaría un parque infantil y una piscina exterior. Y ya está.


Finalmente, señalar que la comida de su restaurante, sin retórica, es contundente. El lechazo asado –un pecado no pedirlo, aunque siempre es por encargo-y el resto de carnes, jamón, queso, componen una carta rústica con cierto desequilibrio en la oferta, pero cargada de sabor, sensaciones y raciones adecuadas. Y el vino, Arzuaga, por supuesto. Es un vino que nunca falla y envuelto en el entorno sabe delicioso.

Hotel Spa Arzuaga. Ctra. N. 122 Aranda-Valladolid, km 325 - 47350 Quintanilla de Onésimo (Valladolid). T. +34 983 687 004 . http://www.hotelarzuaga.com/