Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Pasión de Gavilanes (socialistas) : el culebrón

‘Pasion de socialistas’: el nuevo culebrón

Por Juan Manuel Barbera

No hago profecías, y en la última prueba de ADN que me hicieron tampoco detectaron que fuera pariente de la pitonisa Lola ni de Rappel, pero hace unas semanas escribí una columna –mis seguidores la recordarán– en la que anticipaba el vodevil que se está montando con la candidatura a la Comunidad de Madrid de Tomás Gómez.

Como en una mala comedia de finales del XIX los actores de este bodrio político (dicen los más audaces que es un montaje de Zapatero para distraer los problemas reales de España, pero yo no le creo tan avispado, la verdad), están saliendo a la palestra para adelantarnos lo que ocurrirá a partir de septiempre cuando comiencen las primarias del PSOE madrileño.

Le advertí a ZP en esas líneas a las que me he referido, que Gómez era una china en el zapato, y así ha sido. Desafiando al presidente del Gobierno, el alcalde de Parla sonríe cuando dice que apoya a Zapatero, pero que no se apoya en Zapatero en alusión a su contrincante Trinidad Jiménez, una ministra de Sanidad que lo ha hecho muy bien, como he dicho en varias ocasiones, pero a la que el presi va a lanzar a la pira del sacrificio.

Las encuestas pueden estar con Trini porque a Tomás no lo conocen más que en Parla y Cachorrillas de arriba, pero los militantes están con este nuevo minizapatero y les va a dar mucha, pero que mucha guerra (Alfonso, claro). Y si no, al tiempo.

El caso es tenernos a todos entretenidos. Sobre todo ahora que en los telediarios de la 1, y a falta de noticias, ponen trozos de informe semanal para llegar al hombre del tiempo sanos y salvos. Aunque también podrían rellenar ese tiempo con un culebrón que nos animara la sobremesa.

Los títulos de estas series, de enredo, claro, podrían tener títulos tan atractivos como Pasión de socialistas, La chupa de cuero, Politiquear en tiempos (económicos) revueltos o El ZaPulín Colorao.

Eso sí, no les aseguro que yo conectara con la 1, porque para la siestas prefiero las películas de vaqueros. Estas sí que me relajan.