Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

Toledo



A la luna de Toledo


Es la segunda ciudad del mundo, tras Roma, con mayor concentración de monumentos. Patrimonio de la humanidad, se está poniendo guapa para salir de noche.


¿Quieres impresionar a tu pareja un fin de samana? Toledo es tu ciudad, pero te va a salir carillo, ya que el Ayuntamiento de la capital castellano manchega te iluminará catorce de loa monumentos de la ciudad para tí en exclusiva por un quítame allá 517 euros.Eso sí, tiene al menos cien monumentos histórico-artísticos, lo que le hace ser el segundo casco histórico, tras Roma, más importante del mundo.

Como os he dicho, en la actualidad son catorce, pero el equipo municipal quiere llegar a la treintena en 2011, para alcanzar su punto álgido tres años después cuando se celebre el cuarto centenario de la muerte de el Greco con un festival de luz del cuál se desconoce, por el momento, cual será su contenido.

Pero es que, además, no es una iluminación cualquiera porque Toledo se ha apuntado a la vanguardia tecnológica incorporando luz a base de diodos -Led- a los edificios que escoltan sus calles. De momento, y en un proyecto piloto ya han iluminado la puerta de la Catedral y, más recientemente, el Alcázar (foto superior), y está pendiente la instalación de luminarias dotadas de este nuevo alumbrado, la puerta de Bisagra y las nueve torres mudéjares de la ciudad. En total se habrán invertido casi dos millones de euros con cargo al Plan E (eficiencia energética).

Cuesta arriba
Eso, para pasear de noche, porque de día, Toledo, ciudad estirada con 17 km. de longitud, tiene lugares mágicos para recorrer que dejan entrever su rico pasado romano, árabe, judío y cristiano. Ejemplo de esta convicencia arquitectónica es el puente romano de Alcántara, la puerta árabe de Bab-al-Mardum o de Valmardón; la sinagoga de Santa María la Blanca o la catedral de San Juan de los Reyes. Todos ellos, sin embargo, tienen un hilo conductor común que es el río Tajo que separa la parte vieja y la nueva de la ciudad.

El hecho de estar situada sobre un montículo hace que esta ciudad patrimonio de la humanidad tenga muchas de sus calles en cuesta. Además, en verano hace mucho calor, así que lo mejor es viajar antes de julio y agosto para sufrir lo menos posible los rigores de sus calles empedradas.

Entre los lugares más recomendables y, aparte de los ya citados, se encuentran la plaza de Zocodover, centro neurálgico de la ciudad con sus soleadas terrazas y las pastelerías especializadas en mazapanes y turrones; y el Puente de San Martín, situado al oeste de la ciudad, que fue construido a mediados del siglo XIV, sustituyendo a otro de barcas ubicado en sus inmediaciones.

El Greco
Asimismo, es necesario acercarse hasta la Iglesia de Santo Tomé –cercana a San Juan de los Reyes y al puente de Alcántara–. No es raro que sea la más visitada porque en ella y sobre la tumba de el Greco se encuentra su cuadro más famoso: “el entierro del conde (señor) de Orgaz”. Otras de las visitas que te recomendamos es la mezquita del Cristo de la Luz, dado que se conserva el original y contiene las principales obras del arte islámico en Toledo.

MAS PISTAS
LO QUE LAS GUIAS NO DICEN:
Toledo tiene muchas cuestas, así que es una ciudad rompepiernas. No es que esté prohibida para ir con niños pequeños, pero si no queremos hacer “deporte” no es el lugar más recomendable. Quedarse por la noche tiene su encanto. Una visita guiada por los monumentos iluminados es un plan perfecto.

PARA NO PERDERSE:
La fachada alumbrada con diodos de distintos colores de la Puerta de la Catedral. La anécdota es que están iluminados todos los apóstoles menos Judas, que parece castigado, aunque lo que ocurre en realidad es está en un sitio inaccesible para instalar las luminarias.

COMER Y DORMIR:Uno de los problemas que tiene Toledo desde el punto de vista turístico es que está demasiado cerca de Madrid. Eso hace que gran parte de los visitantes de los fines de semana no hagan noche y vuelvan a la capital. Entre los hoteles “extramuros” destacan el Hilton y el Beatriz, ambos están juntos, y entre los restaurantes, aparte de los clásicos como Restaurante Adolfo, la Posada de la Cal cuya cocina se basa en las bondades del horno de leña, pero, sobre todo el Locum que dirigen Victor Sánchez-Beato y Eduardo Gallardo. Cocina de fusión de profundas raices manchegas a un precio más que razonable. Antes era una abadía y ahora un templo del buen yantar.