Nuestras RRSS

siguenos en Twitter sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en facebook siguenos en Google+

Translate

El timo de las pulseras "mágicas"

El "milagro" de las pulseras holográficas
para incautos


Por Juan Manuel Barberá


Ayer vine en metro a trabajar y descubrí cómo algunos de los viajeros se pasaban de mano en mano un periódico gratuito. Uno lo dejaba en el asiento de una vagón y otro lo recogía. Seguí este rastro por andenes, escaleras y túneles y, mientras lo hacía, recordé la película Fallen (poseídos) en la que el diablo pasaba entre personas y hasta animales con sólo tocarse unos a otros.

Por fín llegué hasta el Barrio de la Concepción y allí el último ‘mensajero’ dejó el periódico sobre una papelera. Corrí hacia allí para observarlo de cerca, pero sin tocarlo. En la portada estaba escrita la frase: “nos han descubierto. Van a por nosotros” y un dibujo a bolígrafo de la famosa pulsera Power Balance que ha sido denunciada por fraude.

Me parece curioso que los humanos seamos capaces de pagar 40 euros para ponernos en la muñeca un trozo de plástico que promete equilibrarnos energéticamente...
Según sus creadores americanos la pulsera lleva unos hologramasfrecuencia que reaccionan con el cuerpo... No tengo palabras. Y es que no hay ningun dato que lo demuestre. Pero los humanos nos lo creemos todo porque estamos necesitados de milagros, y ahora más con la economía como está.

El éxito de este nuevo contagio de estupidez masiva, también ha llevado el negocio –que lo es– al terreno de las marcas blancas como efx, ion balance, trion-z (como mazinger)...desde 15 euros.

Eso sí, las pulseras llevan un libro de instrucciones más grueso que el de un reactor nuclear. En la página 666 se adjunta una lista de personajes conocidos que la han utilizado; desde Madoff a Paulson, pasando por algún que otro empresario y político español. Además figuran una serie de advertencias: no meter el brazo en el microondas, no utililizar junto a la Viagra, no sacar dinero del cajero con esa mano, salvo que sea para comprar la pulsera...

Yo no las prohibiría. Es más, extendería el rumor de que consumir fruta y verdura multiplica sus efectos, y también mandaría una a Zapatero a ver si reacciona.